Tras meses cerrados, hemos vuelto a poder abrir y lo hemos hecho implementando algunas medidas de seguridad para evitar la propagación del coronavirus y para proteger tanto tu salud como la de los profesionales que trabajamos en la clínica. ¿Sabes cómo es el protocolo que hemos puesto en marcha? ¡Sigue leyendo!

Para poder acudir a nuestra consulta, deberás pedir primero cita telefónica llamando al 977 22 22 42. Cuando nos llames te realizaremos un cuestionario previo a la hora de darte cita. Es un mero protocolo de seguridad.

Una vez tengas la cita, se ruega que acudas a ella con puntualidad. Recuerda no llevar joyas y venir sin acompañantes.

Cuando entres a la clínica deberás seguir las medidas sanitarias que te indicamos, como limpiar los zapatos, desinfectarte las manos y ponerte guantes y mascarilla.

Una vez lo hayas hecho, en recepción te proporcionaremos un breve cuestionario en el que deberás dar fe de que no tienes síntomas del virus. A continuación, uno de nuestros empleados te tomará la temperatura con un termómetro de infrarrojos para garantizar que no tengas fiebre.

Después de eso, pasarás a la sala de espera o a la de tratamiento, según te indiquen nuestros profesionales.

Por último y por medidas de seguridad solo aceptamos pago en tarjeta.