Para luchar contra la obesidad y el sobrepeso, lo fundamental, es atajar el problema de raíz. Si hemos cogido peso, por llevar una alimentación inadecuada y falta de ejercicio, por muy buena que sea la dieta que sigamos, volveremos a recuperar el peso perdido o incluso más, una vez que terminemos la dieta, si volvemos a nuestro ritmo de vida anterior. Por lo tanto, lo que hay que hacer es cambiar el plan alimenticio por completo.

El efecto rebote se produce cuando se disminuye el metabolismo basal y eso sucede en las dietas mal llevadas que tienen pérdida de masa muscular. En la dieta proteinada se preserva la masa muscular y se incita al cambio de hábitos alimentarios y de la actividad física, por lo que si sigue el programa completo el rebote es inexistente.

El objetivo final del tratamiento médico con  la dieta proteinada es que como de forma saludable, equilibrada, con una dieta completa y con la incorporación de actividad física. En nuestra Unidad de Nutrición te ayudamos a perder peso de forma saludable asesorándote sobre la ingesta de proteínas y verduras, sin carbohidratos ni grasas, para conseguir que el organismo consuma la grasa acumulada y preserve la masa muscular mejorando la flacidez.

La dieta más eficaz

Esta dieta de aporte proteico, disminuye los hidratos de carbono y las grasas, aumentando el consumo de proteínas, indispensables para el correcto funcionamiento del organismo. Frente a lo que muchas personas creen, no se trata de una dieta hiperprotéica. Ésta se basa en un exceso de proteínas que puede ser perjudicial para la salud. Puede afectar a nuestras funciones respiratorias o cardiovasculares.

Entre sus beneficios destacan que:

– Mejora el colesterol, la hipertensión y los triglicéridos
– Se pierde peso de forma rápida
– Conserva la salud de nuestra piel
– Rejuvenece la piel
– Reduce la flacidez